Llevar al perro o gato a una residencia para mascotas en Vizcaya era algo que hace años podía sonar a excentricidad, pero lo cierto es que cada vez son más los centros de este tipo, hasta el punto de que ya resulta difícil elegir entre las diferentes residencias, por lo que queremos dar algunos consejos y recomendaciones para acertar de pleno con la elección.

Hay que tener en cuenta que no todas las residencias tienen la experiencia y capacidad de Villa Halcón, por lo que es fundamental elegir bien para saber con quién se queda nuestra mascota y si va a tener todas las comodidades que necesite en cada momento.

Así, es fundamental buscar con la suficiente antelación para no encontrar la desagradable situación de que la que queramos esté a plena capacidad en las fechas que nosotros necesitemos en verano. Busca que tenga las máximas comodidades y, a ser posible, una residencia de la que tengas referencias de amigos o familiares que ya hayan utilizado sus servicios.

En cuanto al precio, hay que desconfiar por completo de las que sean mucho más baratas, aunque tampoco es necesario escoger la más cara residencia para mascotas en Vizcaya. Por supuesto, tienes que visitar las instalaciones y prestar especial atención a las condiciones higiénico-sanitarias de las instalaciones, sin duda alguna, un factor diferencial entre las buenas y malas residencias. De igual forma, hay que fijarse en los animales que allí se encuentren, si tienen agua y comida en perfectas condiciones o el estado de las jaulas, así como si hay espacios amplios para que los animales jueguen o que haya atención veterinaria las 24 horas.