A la hora de irnos de vacaciones, o como probablemente ya se hayan acabado, de fin de semana, siempre tenemos la disyuntiva entre dejar nuestra mascota con un cuidador particular o en la residencia para mascotas en Vizcaya, que siempre será mejor opción por algunas razones que vamos a exponer en las siguientes líneas.

Es muy probable que un cuidador particular, que fundamentalmente será una persona amante de los animales y que lo hará lo mejor posible, no tenga nunca las instalaciones, conocimiento y formación que tendrán los profesionales en Villa Halcón. Puede ser que en algunos casos sean cuidadores  profesionales, pero en todo caso el servicio que ofrecen lo hacen en sus propias casas, sin los medios adecuados y sin capacidad de respuesta en caso de que haya algún problema.

La seguridad que ofrece una residencia para mascotas en Vizcaya, con servicio de veterinaria 24 horas al día, es inmejorable en este sentido, siendo claramente la mejor opción si además nuestra mascota requiere de algún cuidado extraordinario y especial. Las mascotas en la residencia conviven con otros animales, por lo que la separación de los dueños no es tan traumática, ya que tendrán juego y actividades garantizadas a todas horas.

Para los dueños, por muy de confianza que sea el cuidador, siempre dará más tranquilidad un servicio especializado en el que sabemos que tenemos unos derechos y garantías como cliente. No son infrecuentes los casos en que se deja a perros con cuidadores particulares y los animales acaban por dañar alguna parte de la casa del cuidador, con lo que entran en juego disputas que en una residencia para mascotas no ocurre, donde los animales tendrán su espacio individual y zonas totalmente adaptadas.